martes, 30 de septiembre de 2008

GRAN ÉXITO DEL CONGRESO SOBRE HOMOSEXUALIDAD Y SOCIEDAD MUSULMANA




Más de 150 personas, provenientes de diferentes puntos de España y del mundo han asistido al I Congreso Internacional “Derechos Humanos, Sociedad Civil y Homosexualidad en los países de mayoría musulmana”, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid durante los días 25, 26 y 27 de septiembre, organizado por la Confederación Española COLEGAS de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales.
El Congreso fue inaugurado por el Consejero de Inmigración y Cooperación al Desarrollo de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández Lasquetty, la Delegada del Área de familia y Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Madrid, Concepción Dancausa Treviño, el Director de la Oficina de Derechos Humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores, Jerónimo Arroyo, y el presidente de la Confederación COLEGAS, Rafael Salazar. El Director General de Cooperación de la Comunidad de Madrid, Percival Manglano, fue el encargado de clausurar el Congreso.

Durante 3 días intelectuales, escritores, periodistas y activistas en Derechos Humanos y gay-lésbicos han expuesto sus percepciones, han debatido y han reflexionado, ofreciendo una serie de conferencias y mesas redondas que nos han ayudado a iluminar un poco la alargada sombra de la opresión y el silencio que el tema de la homosexualidad y los derechos humanos sufre en los países de mayoría musulmana. La homosexualidad es ilegal en 26 países musulmanes, y es castigada con penas que van desde años de prisión, pasando por castigos físicos como latigazos y llegando hasta la pena de muerte. De hecho los 7 países del mundo que castigan la homosexualidad con la muerte son todos islámicos.

Se trata de un hito en el activismo gay en Europa con el que se pretendía hacer pública la situación de discriminación y persecución de la homosexualidad, y el estado de los derechos humanos en los países islámicos, lo que desafortunadamente en nuestro país y en Europa en general es muchas veces políticamente incorrecto. Sigue este Congreso la estela del anterior Congreso organizado por COLEGAS para denunciar la situación de acoso y persecución de la homosexualidad en Cuba. Desde COLEGAS queremos dar la voz a aquellos gays y lesbianas que son silenciados por la correctitud política, y denunciar el silencio y la ocultación en la que se encuentra su causa.

Pero no sólo los países de mayoría musulmana sufren este drama, sino que el escenario se está trasladando peligrosamente a Europa al aumentar la población de origen musulmán en estos países, tanto por la inmigración de primera generación como por el desarraigo de de las nuevas generaciones que abrazan una versión dura del Islam como tabla de salvación de su situación de no pertenecer ni a su país de acogida ni al de origen de sus ancestros. Los gays y lesbianas de origen musulmán viven una situación muy difícil, encontrándose en medio del frente abierto entre los valores occidentales y la visión integrista de parte de su comunidad. Afrontan diferentes situaciones, y deben emplear diferentes medios de lucha contra la discriminación y la persecución que los gays y lesbianas en Europa, sobre todo no haciendo de la visibilidad el eje principal de sus vidas para conseguir derechos, puesto que puede ser contraproducente ya que pueden ser objeto de persecución por parte de su comunidad en los países de acogida y por otra parte su vida puede correr peligro si retornan a sus países de origen.

También se ha hablado en el Congreso de la persecución de gays y lesbianas, fuera de la normativa legal, cuando las propias familias pueden recurrir al secuestro, palizas, obligar a casarlos a la fuerza con alguien de diferente sexo, e incluso la muerte para borrar la mancha de honor que les causa frente a la comunidad. En muchos países islámicos son habituales estos crímenes de honor, que pueden llegar a altas cotas de brutalidad y ensañamiento.

El Magreb y Oriente Próximo han sido las dos zonas geográficas en las que principalmente se ha centrado el Congreso, por su cercanía e interés para España y Europa.

El escritor marroquí, Abellah Taïa, única figura pública fuera del armario en Marruecos fue el encargado de inaugurar el congreso con su conferencia “Un Yo Homosexual en Marruecos”, donde relató de una manera intimista sus vivencias homosexuales en Marruecos y cómo se ha convertido en un héroe para algunos y en un loco para otros. Durante el Congreso hemos contado con la presencia de Samir Bargachi, presidente de la única organización de gays en Marruecos, “Kif Kif” (Iguales), que por primera vez aparece en público para explicar las vicisitudes de su organización y el objeto de persecución a la que es sometida. El vicepresidente de la Organización Marroquí de Derechos Humanos, Mohamed Nesh-Nash, ofreció también su visión sobre “Los Derechos Humanos y la Democracia en el Magreb”.

Abdennur Prado, secretario de la Junta Islámica de España, ofreció una conferencia sobre “La denuncia de la Homofobia desde el Islam”, donde establece que es posible conciliar Islam y Homosexualidad, y que el Corán ha sido malinterpretado para perseguir la homosexualidad.
Aunque estaba prevista la presencia de Pasha Saberi, dirigente de la Iranian Queer Organisation (IQO), para analizar largamente la situación de la homosexualidad en Irán, no fue posible obtener a tiempo su visado desde Canadá por las dificultades de ser refugiado político. Sin embargo remitió un largo informe sobre la sangrante situación y persecución de gays y lesbianas en Irán, cuyo relato de atrocidades y ejecuciones arrancó algunas lágrimas entre el público asistente.

“La Política Internacional Española como instrumento de desarrollo de los derechos humanos” fue una mesa redonda que contó con importantes políticos españoles de diferentes partidos que reflexionaron sobre estos temas. Participaron el Portavoz de Asuntos Exteriores del Grupo Parlamentario Popular, Gustavo de Arístegui, Jordi Xuclá, Portavoz de Asuntos Exteriores del Grupo Parlamentario CIU y Guzmán Fernández, miembro del Consejo de Dirección UPyD. A pesar de que estaba prevista, y confirmada, la participación de Elena Valenciano, de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE en el Área de Política Internacional y Cooperación, y de Francisco Pérez, Coordinador del Área de Internacional de IU, al final lamentablemente no asistieron sin ofrecer ninguna justificación o mandar otras personas