miércoles, 24 de septiembre de 2008

LA REALIDAD LGBT EN EL MUNDO MUSULMAN


LA REALIDAD LGBT EN EL MUNDO MUSULMAN


Aunque según la Declaración Universal de Derechos Humanos todos somos iguales en dignidad y derechos esto todavía no es así en muchos países del mundo para las personas homosexuales, bisexuales y transexuales. Estas personas son motivo de escarnio público, insultadas, pegadas, torturadas psicológica y físicamente, encarceladas por simple hecho de tener una orientación o identidad sexual diferente a la mayoría de la población. Ante estas situaciones de incomprensión, intolerancia y desamparo las organizaciones integrantes de la Confederación Española COLEGAS no pueden permanecer indiferentes, por lo que hemos decidido colaborar a la lucha por la libertad y la dignidad humana llevando a cabo el Iº Congreso Internacional donde se les dé voz a personas que han sufrido persecuciones en sus países y que han tenido el suficiente valor para informarnos y sensibilizarnos a cerca de esta realidad.


La homosexualidad es ilegal en 26 países islámicos. Las penas que se aplican a quienes cometen estos actos considerados "nefandos", por ser fruto de la "perniciosa influencia occidental", van desde los cien latigazos, en muchos


casos, hasta la pena de muerte. Entre los Estados musulmanes que castigan con la pena de muerte la homosexualidad se encuentran países como Arabia Saudí, Sudán, Irán o Yemen. En el resto del mundo árabe, las cosas tampoco son fáciles para los gays y lesbianas, pueden ser condenados a largas penas en países como Argelia, Jordania, Kuwait, Libia, Marruecos, Siria o Túnez.


A la persecución que sufren los gays y lesbianas va unida la intolerancia en un mundo hostil y dominado, en la mayor parte de los casos, por una rígida y estricta interpretación de la cultura religiosa. Numerosos homosexuales del mundo musulmán han buscado y buscan refugio en los países europeos, dejando atrás un reguero de humillaciones, castigos y muchas veces injustas penas.


En muchas ocasiones, la homofobia que se vive en estos países es el motivo de procesos migratorios, son muchas las personas homosexuales, bisexuales y/o transexuales que emigran de países donde la homosexualidad está perseguida legalmente o condenada socialmente, para vivir libremente en otros países.


Entre los objetivos de este congreso a parte de hacer pública la situación de discriminación y persecución es mostrar que hay camino a la esperanza y a la tranformación de las sociedades.Los Derechos Humanos y la Cooperación Internacional son vías fundamentales para conseguirlo.


El silencio es el gran aliado de la opresión, con este Congreso intentamos romperlo.